jueves, abril 27, 2006

 

Resumen de los últimos días, parte 2

Parque Hibiya

Vista de lo poco que queda del muelle antiguo de Shinagawa con el complejo de la estación al fondo.


Edificio de la Dieta


De nuevo con todos vosotr@s, Koshiro al teclado. Por fin encuentro un hueco para postear mis/nuestras aventuras por Tokio. Realmente ha pasado casi una semana desde el último post...


Empezando por el sábado pasado, dia en que quedamos por la tarde con Pablo en Akihabara, viejo conocido de la carrera que está haciendo un doctorado de 2 años en la Universidad de Tokyo (Todai), ahí es nada. Alli pasamos unas horas, frikeando, hasta que Pablo se compró utensillos para su PC, entre otros un monitor TFT de 14'' de segunda mano Mitsubishi por el ridiculo precio de 4800 yens.
Por cierto, pasando por delante de un salón recreativo, vimos que habia una multitud alrededor de la maquina del Taiko. Estaba jugando un friki que, a la velocidad a que tocaba el tambor y dada la dificultad con la que estaba jugando, bien merece el calificativo de Taiko no kamisama (Dios del taiko).




Video del dios del Taiko en acción


Pasando directamente al lunes, día movidito como sabéis si habéis leído el post anterior de Takumi. Personalmente y debido a ese incidente de los trenes, tardé unos 35 minutos en hacer el trayecto Akabane-Ikebukuro (trayecto que normalmente se hace en unos 15 minutos), pues el tren se iba parando un buen rato en cada estación. Al llegar a Ikebukuro, entendí que algo había pasado y me quedé O_o al ver que no se podía coger ni la Yamanote ni cualquier otra línea en dirección Shinjuku, hasta las 4 de la tarde. Visto el panorama, decidí volver a Akabane, comer en la estación, y allí coger la línea Keihin-Tohoku hasta Yurakucho (la estación siguiente después de Tokio).

Una vez allí me di un paseo por el parque Hibiya, uno de los pocos de estilo occidental que hay en a ciudad, y luego continué hasta la zona donde están los ministerios y los edificios oficiales. El objetivo era el edificio de la Dieta Nacional, es decir el Parlamento japonés, que podéis ver en una de las fotos. Una vez visa la zona, continué hacia el oeste hasta llegar al templo Hie-jinja, sintoísta, famoso por su festival de Junio (Sanno Matsuri), uno de los más importantes de la ciudad. Por último, me dirigí hacia el recinto del Geihin-kan, el palacio donde residía el emperador Meiji y que actualmente se utiliza para hospedar a mandatarios extranjeros. Aunque después de bordear todo el recinto, me fue imposible acceder dentro de el, todo y que las guías indican que si se puede, como mínimo ver el palacio por el exterior…

El martes fue el cumpleaños de Takumi y como hay cosas que nunca cambian en nuestro grupo, el regalo o regalos se compran el mismo día. Como Digipure obviamente tenia clase, me fui por la mañana a Akihabara a comprarlos. Los elegidos fueron, en primer lugar la banda sonora del dorama “Ichi litoru no namida”, compra fácil en la Tower Records del nuevo Yodobashi Camera de Akiba. En segundo lugar, la edición especial del Ace Combat Zero de PS2, compra imposible ya que no encontré tal edición en ninguna tienda de las que miré. Como contrapartida queda pendiente su compra o la de otro juego de valor equivalente por parte de Takumi ^^.

Después de patearme Akiba ya era hora de ir para Shibuya, pues allí me esperaban el homenajeado Takumi, Digipure, Esther y Laura de la KAI para ir a un karaoke, la segunda vez que iba a uno en mi vida (la primera fue el domingo pasado). Las canciones destrozadas ese día fueron, entre otras, un par de Enya, “My Heart will go on”, “Waterloo”, “We will rock you”, “Bésame mucho”, y en la vertiente friki, piezas como “Anime Janai”, “Tatakae otaking”, “Ride on shooting star”, “The biggest dreamer”, “Snake eater”, y muchas otras.

Después de nada menos que tres horas cantando, Digipure y Laura se despidieron y vino Gerald, compañero francés de la KAI pero que habla perfectamente el castellano. Entre que pasó este rato, a Takumi le dio tiempo a darse cuenta que habia olvidado su cartera en un salón recreativo y a recuperarla (estaba en el mismo sitio donde la dejó, nadie la habia tocado). Una vez pasado el susto, fuimos con Gerald a una bolera donde acabamos de pasar la tarde de cumpleaños.

Al día siguiente, después de comer con los de la KAI en un restaurante chino-coreano-japonés, por identificarlo de algún modo, me fui a ver la zona sur de Shinagawa. Los alrededores de la estación es una zona nueva llena de rascacielos de oficinas y viviendas, de las cuales mejor no saber el precio. Hacia el sur y llegando hacia el mar, contemplé un pequeño muelle que se ha conservado tal y como era cuando Shinagawa era un pueblo, con sus barcas de pesca tradicionales. Hacia el este, me adentre en un trozo de tierra lleno de modernos edificios llamado la Isla de Tennozu, por la cual pasan una línea de tren y un monorraíl. En realidad, la mayoría del frente marítimo de Tokio ha sido re-urbanizado a partir de la última década hasta la actualidad, en que se siguen levantando todo tipo de rascacielos y edificios.

Saliendo ya de dicha isla, acabé mi visita en la zona llamada “Shinagawa-syuku”, con algunas calles conservadas tal y como eran en la época Edo.

Y colorín colorado, este post ya se ha acabado ^^
P.D: Visca el Barça!!!!

Comments:
Weeeeeeeeee!!! Gracias koshiro por el reportaje!! Muy chulas las fotos como siempre. Seguid pasándolo así de bien chicos ^_-
 
Gran reportaje amigo Koshiro. Y vaya suerte la de Iván con su cartera. Eso sólo pasa en Japón.

Por cierto... ¿No teneis videos del karaoke? JIJIJIJI
 
Un día os cuento como una maleta con un portatil dentro puede pasarse sin dueño (yo) mas de una hora en un autbus de Shanghai sin que nadie se lo lleve. Y como su dueño lo consigue recuperar :')
 
que tranquilidad de recorrido ^^
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?